Fallos de la evolución (II): Nervio laríngeo, o "ir pa ná, aunque sea tontería"

¡Compártelo!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

El nervio laríngeo se ramifica desde el nervio vago (que sale del bulbo raquídeo) y va hasta la laringe (en la garganta).
Un ingeniero hubiese «tirado» en línea recta menos de 15cm. Pero la evolución, como veremos, empezó mal y ha ido agrandando el error hasta hacer que este nervio en humanos ¡primero baje al pecho para dar la vuelta y volver a subir! Y lo hace incluso en las jirafas, dando un rodeo de hasta 5 metros. Esto demuestra claramente que dicho «error» comenzó antes de que existiera nuestro antepasado común con dichos animales.
El problema se ve clarísimamente en este esquema del nervio vago y sus ramificaciones, que incluyen el lado izquierdo y derecho del nervio laríngeo recurrente:

Seguro que muchos al ver el dibujo ya ven claro la razón de esta vuelta tan tonta: cuando el nervio en un principio apareció en nuestro antepasado común con los peces, lo hizo en un lado arbitrario de las arterias. En aquellos animales parecidos a peces actuales, la distancia a recorrer era muy pequeña por cualquiera de los dos caminos, así que ninguna opción era más ventajosa que otra evolutivamente hablando.
Pero al evolucionar, los cuerpos se fueron estirando y moldeándose…y el nervio se quedó atrapado en el lado incorrecto, sin que la evolución pudiera hacer nada para evitarlo. Defensores del «diseño integente», ¡vengan y expliquen esto!
El siguiente vídeo recoge la primera disección del cuello de una jirafa desde 1838 en que se sigue a este nervio, con el objeto de verificar que también en este caso da una vuelta innecesariamente tortuosa: varios metros en lugar de 4cm. Promovido y comentado por Richard Dawkins, ilustra muy bien este «fallo» de la evolución, incluyendo una animación del proceso desde los «protopeces» hasta la jirafa:
(Aviso: si eres sensible a ver disecciones de animales, mejor abstenerse de ver el vídeo)
 

 

Dawkins:
«A designer can go back to the drawing board, throw away the old design and start another more sensible. But evolution has no foresight.«
 
«Un diseñador puede volver a repensar un diseño, descartar el viejo y empezar otro que tenga más sentido. Pero la evolución no tiene esta capacidad de planificar el futuro.»
Por cierto, para evitar malentendidos por el uso de la palabra «fallos» aplicada a la evolución, leerse los dos primeros párrafos del inicio de esta serie… ¡no vaya nadie a pensar que defiendo la falsedad del hecho de la evolución!
Edit: Añado un dato curioso. Como es fácil imaginarse, cuantas más vueltas se de por el cuerpo, mayores probabilidades hay de «jorobarla» en el camino. Por ejemplo, en este caso médico se informa de una parálisis en las cuerdas vocales causada por la presión de la arteria que el nervio debe rodear al dar toda esta vuelta. Es un caso raro, pero demuestra que desde luego, no es un diseño óptimo.

¡Compártelo!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
Etiquetado con: