Torres gemelas: ¿Explosiones químicas involuntarias? Al+H2O –> …

¡Compártelo!
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Un experto en ciencia de materiales ha propuesto una nueva teoría científicamente plausible de las explosiones que testigos afirmaron oir en las torres gemelas antes de su hundimiento… pero no implica la colocación de ningún explosivo.

Christian Simensen, experto de SINTEF, ha propuesto que el aluminio fundido del fuselaje de los aviones empotrados en las torres pudo haberse deslizado hasta encotrarse con vías de agua como las de los aspersores antiincendios, con un fatal desenlace. La industria del aluminio conoce bien el peligro de esta mezcla, y que puede producir violentas explosiones.

La industria del aluminio ha informado de más de 250 casos de estas explosiones desde 1980. En particular, en un experimento controlado en un laboratorio de Alcoa Aluminium se hizo reaccionar 20kg de este metal con 20 litros de agua. El resultado: una explosión que acabó con el laboratorio y dejó un cráter de 30 metros. El mecanismo químico es la disociación del agua en hidrógeno, gas que como sabemos es extremadamente peligroso si se concentra en cantidades suficientes.

2Al + 6H2O = 2Al(OH)3 + 3H2
2Al + 4H2O = 2AlO(OH) +  3H2
2Al + 3H2O = Al2O3 + 3H2

Posibles reacciones del aluminio con el agua (fuente)

Y se estima que cada avión llevaba 30 toneladas de aluminio…

Calentado a 660ºC, la aleación de aluminio con magnesio que se usa en aviación se funde, convirtiéndose en «líquida como el agua» a partir de 750ºC.

A partir de las cantidades de metal fundido, el experto asegura que las explosiones podrían haber sido suficientemente potentes como para volar una sección al completo de un piso.

Las estructuras de acero nunca se han fundido en un incendio de estas características, pero lo que sí está muy bien caracterizado (p.ej. CTE en España) es su pérdida de rigidez: en esas condiciones, y ante una enorme explosión, parte de la estructura podría haber fallado y haría colapsar un piso.

El resto, según Christian, se asemejaría a la caída de un castillo de naipes. Nadie diseña una estructura pensando en que aguante la caída del resto del edificio encima.

Esta nueva teoría es elegante porque es plausible, podría convencer a los escépticos de la versión oficial (en la que únicamente se acusa a la pérdida de resistencia del acero con el calor) y al mismo tiempo se explican las explosiones que varios testigos aseguraron oir.

Fuente: PhysOrg


¡Compártelo!
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares
Etiquetado con: , ,