Leonardo Da Vinci: Los códices Madrid disponibles online [vídeos]

¡Compártelo!
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Desde ayer está disponible online una web de la Biblioteca Nacional donde podremos explorar una versión interactiva de los famosos “Códices Madrid” del genio renacentista Leonardo Da Vinci.

Los textos, que tratan sobre mecánica (“estática y dinámica”), construcción y geometría, se llaman así por haber sido redescubiertos en la Biblioteca Nacional española tras 150 años perdidos.

El equipo encargado del proyecto se ha molestado en recrear muchos de los ingenios mecánicos recopilados o inventados por Leonardo en su obra, como se puede ver en los siguientes vídeos que dejo para vuestro disfrute.

Las descripciones que siguen son obra del equipo de la Biblioteca Nacional en YouTube (bibliotecaBNE), pero sólo son una pequeña parte de los ingenios que se pueden ver en los códices.

1. Elevador de Agua

Este sistema permite elevar agua por encima del nivel que tenga el depósito. Consta de tres depósitos diferenciados y separados entre sí por medio de tapones y tubos. Para su funcionamiento se llena el tercer depósito de agua (superior) y se quita el tapón que comunica con el segundo depósito (inferior) que contiene aire. El agua va entrando en el depósito de aire y lo comprime hasta que se alcanza la presión suficiente para que el aire pase del segundo al primer depósito, impulsando de esta manera el agua contenida en el mismo hasta una altura proporcional a la presión alcanzada por el aire. El agua del primer depósito deja de salir cuando todo el agua del tercer depósito para al de aire y ya no hay agua que siga comprimiendo el aire

Aplicación: en cualquier actividad cotidiana en la que se necesite utilizar agua a cierta presión y/o altura, siempre que el depósito se coloque a la altura adecuada y lo mantengamos con el agua necesaria en todo momento. Se puede utilizar este sistema en fuentes, lavado a presión, riego, etc.

Texto de Leonardo: “Agua que por sí misma se eleva por encima de su nivel. Llénese de agua el recipiente a n a través del orificio f. Luego, ciérrese bien este orificio f, de modo que el agua no pueda entrar ni salir. Además ciérrese el orificio s, y llénese de agua el recipiente k l. A continuación, se destapa el orificio s, dejando que el agua del recipiente k l baje por el tubo s v al recipiente del aire h. Este aire, bajo la presión del agua que desciende, escapará por el caño x t. Por tanto, entrará con fuerza en el recipiente a n, desalojando el agua contenida, que, a su vez, sale por el caño r e, y salta con fuerza hacia arriba, hasta que toda el agua contenida en k l haya bajado al vaso de debajo, el del aire, h. Y así la altura disminuirá en la medida en que disminuya el descenso del agua de arriba”.

2. Ritenáculo

Mecanismo de seguridad de un elevador de pesos.


Leonardo diseña en esta figura un ritenáculo o mecanismo (servidor) de seguridad de un elevador de pesos. El sistema de retención consiste en un tope que ajuste en las cuñas de la rueda, de forma que al estar colocado horizontalmente el propio peso del tope favorece la sujeción.

Aplicación: en todo aquel sistema basado en una rueda giratoria que ha de ser detenida y controlada.

Texto de Leonardo: “Los constructores usan un mecanismo llamado “ritenáculo”entre los florentinos, cuya forma corresponde a una rueda dentada en ángulos rectos, como la que se ve aquí arriba. La única función de este mecanismo es la de no dejar que se deslice o que vuelva hacia atrás una cosa en movimiento. En las máquinas para levantar pesos, este dispositivo proporciona una gran seguridad. La pieza que apoya sobre los dientes de la rueda se llama servidor, porque obedece y sirve a la rueda. El servidor debe formar un ángulo recto con la línea del diente de la rueda, y esta línea debe estar dirigida hacia el centro de la rueda. Se acostumbra colocar el servidor en línea horizontal para que pese sobre el sitio en el cual se apoya. La línea del diente de la rueda debe estar en perfecto contacto con la del servidor. Y esto es lo que confiere al mecanismo su mayor grado de perfección y de calidad”.

3. Viola organista

Este instrumento interesó a Leonardo toda su vida. Se conservan unos treinta dibujos parciales sin tener un diseño completo, por lo que pensamos que nunca construyó el modelo definitivo. Su intención era conseguir un instrumento de tecla con cuerdas frotadas que hiciese el trabajo de un grupo de violas. Estos diseños parciales pueden observarse en el Códice Madrid II, folio 76r; MSS. H, folios 28r, 28v, 45v, 46r, 56v.; Códice Atlántico, folios 586r, 93r; MSS. B, folio 50v.

Es probable que la viola organista no llegara a ser construida por Leonardo, pero como precursor genial marcó el camino a seguir por otros constructores de instrumentos.
Seguir leyendo y ver vídeo aquí.

4. Distribuidor síncrono

El operador aplica un giro constante a la manivela. La correa de transmisión invierte el sentido y transmite el giro a seis ruedas sin deslizamiento.

Texto de Leonardo: “Estas ruedas de abajo giran en el mismo sentido”.

Posible aplicación: oruga. 


Ver vídeo aquí.

5. Condicionador antirretorno

Si el operador aplica a la manivela un giro a derechas la rueda mayor gira y el trinquete salta sin reacción. Si se intenta aplicar el giro a izquierdas, el trinquete se bloquea en la rueda mayor e impide el giro inverso.

Texto de Leonardo: “Cuando hagas un tornillo que pille un solo diente de la rueda, es necesario agregar un trinquete, para que si el diente llegara a romperse, la rueda dentada no volviera para atrás”.

Posible aplicación: ascensor, cabrestante.
Ver vídeo aquí.

6. Oscilador

Adaptador de rotación constante a traslación alterna (con segmento de piñón oscilante y cremallera).

El operador aplica un giro constante a la manivela. Durante el primer semigiro las dos ruedas en jaula de barrotes hacen girar el segmento de piñón a izquierda y en el segundo semigiro a derechas, lo que induce una traslación alternativa en los mismos sentidos sobre la cremallera con guías rectas.

Texto de Leonardo: “Todo cuerpo requiere sus miembros y todo arte sus instrumentos. En cuanto sea creado el todo, serán creadas las partes”.

Ver vídeo aquí.

7. Mecanismo para pulir espejos planos

Este rectificador utiliza la energía de caída del agua para mover la turbina, que transmite este movimiento a las otras ruedas, que al girar a gran velocidad sobre la superficie a aplanar se va comiendo el material.

Texto Leonardo: “Para aplanar y, luego, pulir espejos planos de acero o de otra materia con ayuda de este instrumento, que es movido por agua corriente”.

8. Oscilador (II) 

Adaptador de rotación constante a dos traslaciones alternas en contrafase (con clavijas, cremallera y cable inversor).

El operador aplica un giro constante a la manivela. Durante el primer semigiro las dos ruedas en jaula de ardilla hacen girar el segmento de piñón a izquierda y en el segundo semigiro a derechas, lo que induce una traslación alternativa en los mismos sentidos sobre la cremallera con guías rectas.

Texto de Leonardo: “Modo de fricción recíproca”.

Fuente: 1


¡Compártelo!
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share
Etiquetado con: