Bebés de diseño: ¿Ya ha empezado?

A pesar de tener una legislación muy restrictiva en cuento a I+D con embriones y células madre, en EEUU existe un aparente vacío legal en cuanto a la práctica de diagnósticos genéticos preimplantacionales (DGP) que las compañías de reproducción asistida están empezando a explotar: una compañía ya asegura casi el 100% de éxito en la elección del sexo del bebé, y dicen que sólo es la punta del iceberg.

¿Qué son las técnicas de DGP? Cuando una pareja decide (o se ve forzada) a acudir a técnicas de fertilización in vitro por alguna razón, se toman óvulos de la mujer y se fertilizan en el laboratorio, implantando luego uno o más embriones en la madre cuando la fertilización haya tenido éxito.

Desde hace décadas existe la tecnología para hacer pruebas a dichos embriones antes de la implantación, incluyendo “tests genéticos” que permitan seleccionar, de entre varios óvulos fertilizados, cuáles implantar y cuáles descartar.

Obviamente, se trata de un tema que implica grandes tabúes éticos e incluso religiosos. En España, las DGP están prohibidas salvo autorización expresa de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida, creada en 1997, y que sólo las permite aplicar para evitar la transmisión de genes que predispongan a enfermedades mortales y que actualmente no tengan cura.

Por ejemplo, en 2011 saltó a los medios el caso de la primera niña española que nació sin el gen BRCA1, que había provocado un historial de cánceres de pecho en la familia materna.

Este es el lado innegablemente positivo de las pruebas de DGP. ¿Pero y si se empezaran a utilizar para escoger el sexo de los niños? ¿O el color de los ojos? ¿O que tengan complexión atlética?

Desde que existe la posibilidad técnica se ha especulado con que llegara esa situación, pero por alguna razón (¿complejidad técnica? ¿precio?) nadie se había atrevido. Hasta ahora, como decía.

El doctor Steinberg, director de dicha compañía norteamericana, dice que ya están realizando unos 10 implantes por semana con selección de sexo. Y es un gran negocio: cobran por cada una $18,400. Y el 70% de sus clientes no tienen ningún problema reproductivo, simplemente acuden a la clínica de fertilización in vitro para tener la posibilidad de elegir a su hijo.

A pesar de estar estrictamente prohibido en algunos países, parece que en Norteamérica estas prácticas no se ven como un problema a regular (al menos por ahora), así que aseguran que aunque algunos países no lo permitan, “el progreso” seguirá imparable allá donde se le permita.

Dentro de la limitada variación genética presente en una pareja (por ejemplo: si ninguno de los dos tiene el gen para los ojos verdes, el hijo no podrá tenerlos), la compañía asegura que está trabajando en las pruebas genéticas necesarias para ofrecer este tipo de servicios.

Mientras otros doctores opinan que esto no es ético, el doctor Steinberg replica que ellos simplemente hacen “medicina estética” y que “no tienen ningún problema con ello”.

Para más información, este reportaje de la CNN:


y este programa completo (60 minutos) sobre la compañía en cuestión:

60_minutes_designer_babies

La última conversación del vídeo:

  • (Entrevistadora): “¿Le han pedido alguna vez elegir el color de los ojos? ¿U otros rasgos específicos?”
  • (Steinberg): “Sí, claro. Nos escriben, nos llaman, y nos lo piden.”
  • (E): “¿Y qué les dice?”
  • (S): “Que estamos trabajando en ello, y les llamaremos en 5 o 10 años.”

Fuentes:

Share

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencias de la vida
6 comentarios sobre “Bebés de diseño: ¿Ya ha empezado?
  1. Anonymous dice:

    Que la ingeniería genética nos haga perder el miedo al cambio…

  2. ¿Habéis visto Gattaca? Da un poco de miedo ciertamente…

  3. Anonymous dice:

    Hola. Bueno mi comentario no tiene nada que ver con el tema del articulo… pero aun asi lo dejo aqui por ser el tema mas actual.
    habeis visto el rescate de la UE a la banka confio en ver un articulo de opinion de nivel en su blog, La verda que me llaman mucho la ateccion estas maniobras y no acabo de comprender porque se hace este rescate, de donde sale tanto dinero, ni como esperan que se paguen dichos creditos.
    Siempre pensse que donde no hay no se puede sacar.
    Un saludo… y felicitaciones por la calidad del blog.

    • José Luis dice:

      Gracias por el comentario. No creo que tenga tiempo la verdad de escribir sobre el tema (es muy complejo y ando bastante pillado de tiempo últimamente), pero sobre:

      “Siempre pensse que donde no hay no se puede sacar.”

      Te recomiendo que empieces viendo un “documental” que anda por ahí online titulado “el dinero es deuda”. No es que sea muy científico, pero seguro que te sorprende lo erróneo que es tu pensamiento por muy lógico que parezca: a los bancos y entidades financieras NO se les aplica ;-)

  4. Littleone dice:

    ¿Y que pasa si pides un niño atlético de ojos verdes y te sale esmirriado y con ojos azules? ¿te devuelven el dinero? ¿Se hacen responsables de aspectos secundarios asociados a los genes seleccionados? Y lo que más me gusta ¿sáben los padres que por mucho que elijan las características físicas de sus hijos, estos pueden ser unos cabronazos integrales si no se les dedica tiempo y amor? Por cierto, que no me molaría nada decirle a mi hijo que es así porque yo lo elegí, que si fuera de otra manera a lo mejor, no lo quería tanto.

1 Pings/Trackbacks para "Bebés de diseño: ¿Ya ha empezado?"
  1. […] Bebés de diseño: ¿Ya ha empezado? […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Recibir por correo electrónico:

Varios

Naukas   Mapping Ignorance